jueves, 22 de julio de 2010

Galanteria y caballerosidad Inglesa en Omoa

"Comportamiento galante de un marino Inglés al ofrecer una espada a un español para su propia defensa de la fortaleza de Omoa en la Bahía de Honduras". 20 de Octubre de 1779.

La imagen describe lo que realmente es la Caballería. En la Edad Media, los Caballeros no solo requerían tener fuerza y hablidad para el combate, sino que también se esperaba de ellos que tuvieran un temperamento para su lado agresivo contrarrestándolo con su lado caballeroso. Pero no siempre fue así, el ideal del caballero virtuoso nació durante la corte de Leonor de Aquitania, antes de ella, los caballeros eran violentos y egoístas. Esto se debe a que antes del siglo XII a.D., los caballeros aún no eran una clase privilegiada sino que mas bien eran considerados campesinos guerreros que contribuían a la tarea de ayudar a los más necesitados pero que le sacaban bastante ventaja al proceso.

Fue hasta finales del siglo XII a.D. que esas viejas prácticas destructivas comenzaron una transición gradual hacia un sistema más civilizado y más honorable. Etienne de Fougeres, el entonces Obispo de Lisieus, creía que la nobleza era la única clase que podía formar parte del sistema especializado de Caballería y que una clase especial de guerreros sería necesaria para llevar a cabo los nuevos ideales. En 1241 a.D., Enrique III de Inglaterra le dió fuerza a la causa del Obispo y declaró que cualquier Inglés que poseyera cierta cantidad de propiedades, sería clasificado como Caballero.

Es así como nace el Código de Caballería, el cuál cabe mencionar que no era auténticamente un código a seguir sino mas bien era un sistema moral que iba más allá de las reglas del combate y que introdujo el concepto de la conducta caballerosa; algunas de las cualidades idealizadas por lo Caballeros eran el valor, la cortesía, el honor y más tarde, la galantería antes las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada